miércoles, 4 de noviembre de 2015

Los 5 imprescindibles de #HMBalmaination


En pocas horas, y tras meses ofreciendo datos con cuentagotas, la colaboración de Balmain y H&M llegará a su tienda online y a 150 tiendas seleccionadas –en España, las de Madrid, Bilbao, Barcelona y Palma de Mallorca. A pesar de que ayer fueron decenas los VIP que pudieron disfrutar de la preventa, no será hasta mañana cuando el resto de los mortales puedan contemplar y comprar– una colección que, con reminiscencias de los 80 y con los brillos negros y dorados como protagonistas, promete convertirse en la colaboración del año. Pero, ¿qué es eso que la hace tan especial?


















Vestidos para brillar toda la noche
En Balmain lo tienen claro: sin brillo no hay noche –y quizás, tampoco día. Y para muestra un botón: vestidos con falda midi, escote en v, con manga larga o corta. Da igual cómo sean, lo importante es que cuentan con el brillo como elemento protagonista. Y entre todos ellos, la joya de la corona: el minivestido-americana de terciopelo, con manga larga y perlas incrustadas (399 €) convertido ya en objeto de culto, con el que Kendall Jenner pisó la alfombra roja de los Billboard 2015.  




















El ante por montera
El tejido por excelencia de la temporada tiene también su presencia en la colección diseñada por Olivier Rousteing. Los abrigos y chaquetas –para él y para ella, bolsos y accesorios se llevan la palma, pero entre ellos destacan unos pantalones verdes de inspiración motera y con tachuelas doradas (299 €) que prometen convertirse en todo un 'must have'.

Abrigos de pelo para luchar contra el frío
Nada mejor que un abrigo de pelo para soportar las bajas temperaturas del otoño e invierno que tenemos por delante. El perfecto para Balmain: un abrigo de pelo sintético en negro y verde, y con un cordón para atar a la cintura (129 €).


















Las chaquetas con abalorios, de noche y de día
Los abalorios y el 'brilli-brilli' dejan de ser territorio vedado para el hombre y se instalan en su armario. En las creaciones de Rousteing, la noche de los hombres se transforma en chaquetas de inspiración a medio camino entre marinera y torera, con amplios bordados e incrustaciones metálicas. Un básico: la americana bordada con abalorios en negro (499 €).



La camiseta blanca, un básico
 En toda colección que se precie no puede faltar la típica camiseta con el logotipo de la marca, que salva cualquier look y que, además, es una buena prenda para todo fondo de armario. Con cuello redondo y de manga corta, la puedes conseguir por 29,99 €.  

domingo, 25 de octubre de 2015

Adiós, Mr. Simons


Hace unos días la noticia irrumpió con fuerza en el mundo de la moda: Raf Simons (Bélgica, 1968) dejaba su puesto como director creativo de Dior tras más de tres años y medio –con seis desfiles por año– al frente de la casa francesa. Durante este tiempo, el belga creó colecciones cargadas de romanticismo y en las que supo combinar a la perfección el espíritu de la firma con las tendencias actuales, lo que le ha valido numerosos reconocimientos, como el premio CFDA al Mejor Diseñador Internacional en 2014.

















Raf Simons entró en la 'maison' francesa como un elefante en una cacharrería. Su primera colección –en la que recuperó, entre otros elementos, la falda 'evasé' y la mítica chaqueta 'Bar' de 1947– fue toda una declaración de intenciones en cuanto a lo que serían las siguientes, consiguiendo así encandilar a los más reticentes a su llegada tras la marcha del siempre eterno John Galliano. Tras ello, colecciones perfectamente cuidadas, con la flor como motivo principal que, en muchas ocasiones, servían como herramienta para rendir tributo a la sus precursores–, con las que la casa Dior experimentó un crecimiento de las ventas y consiguió atraer a celebridades de la talla de Charlene de Mónaco o Jennifer Lawrence. Su última colección, presentada hace tan solo unas semanas en París, contó con el blanco como color principal, que impregnaba modelos con aires a medio camino entre la época victoriana y el futurismo, y que puso el broche de oro al trabajo del belga al frente de Dior.


























Simons definió como “un privilegio” su paso por la firma a través de una nota de prensa. “Se trata de una decisión basada enteramente y por igual en mi deseo de centrarme en otros intereses de mi vida, incluyendo mi propia marca y otras pasiones que me inspiran fuera del trabajo”, añadió.   
Tras el huracán mediático provocado por la noticia que en la escala de Ritcher vendría a compararse con un terremoto de nivel 7, la cuestión ahora es quién sucederá a Raf Simons en el trono de Dior. Riccardo Tisci director creativo de Givenchy, el catalán Josep Font que actualmente se encuentra a la cabeza de Delpozo y cuyo estilo casa a la perfección con las directrices de la marca francesa o Jonathan Anderson ahora, en Loewe son los nombres que más suenan en las apuestas.  

viernes, 16 de octubre de 2015

Grace, de Vogue a la gran pantalla


Que moda y cine son casi como dos hermanos gemelos incapaces de hacer nada el uno sin el otro es algo que, a estas alturas, ya no podemos negar. Por eso, tras el éxito cosechado por numerosas adaptaciones cinematográficas de best-sellers para fashionistas no es de extrañar que ahora le toque el turno a la melena pelirroja más emblemática del 'fashion world'. Y es que se acaba de anunciar que los derechos de las memorias de la directora creativa de Vogue USA Grace Coddington han sido adquiridos por la productora norteamericana A24, responsable de la creación de 'The Bling Ring', la última película de Sofía Coppola, entre otras. Y no es de extrañar que este momento haya llegado tan pronto teniendo en cuenta que su peculiar personalidad –y su especial manera de vivir la vida– convirtieron a este libro, ahora de culto, en un auténtico éxito de ventas hace tan solo tres años.   






La primera vez que oí hablar de Grace fue allá por 2008, cuando vi 'The September Issue' –ese documental que pretendía romper con la visión tan distorsionada que del mundo de la moda, y especialmente de las revistas, había mostrado 'El diablo viste de Prada'– y me quedé absolutamente prendado de su forma de ser. No es de extrañar que en cuanto supe que ya estaban disponibles sus memorias fuese corriendo a la librería de turno y lo devorase –casi literalmente– en poco más de un día. Ahora, por fin, las plegarias de todos sus seguidores se han escuchado y la respuesta viene en forma de película.

Y aunque aún es pronto para hablar del estreno –ya se sabe que en esto del cine los tiempos se hacen largos y duros– la cuestión es ahora quién se atreverá a interpretarla en el cine. ¿Será la grandísima Meryl Streep o tocará pasar página y jurar amor eterno a otra actriz? 


domingo, 11 de octubre de 2015

Un desfile de altos vuelos


Siempre pasa. Cada vez que la maison Chanel presenta una nueva colección, la ropa deja de ser el elemento principal y es la puesta en escena la que cobra un especial interés a la hora de mostrar ese 'algo' que tienen que tener todas las colecciones. Y claro, no es para menos. Primero, modelos que llegaban a la pasarela a través de un Carrousel puramente parisino o desde el interior de una chaqueta de la firma. Luego, un supermercado plagado de productos elaborados especialmente para la ocasión –y sí, todos de Chanel–, un casino hasta arriba de celebrities o, incluso, una 'brasserie' en homenaje a la propia Gabrielle. Y ahora, la terminal de un aeropuerto ubicada en medio del Grand Palais de París por el que desfilaron modelos con ostentosas 'trolleys', estampados de aviones y trajes de chaqueta y falda de 'tweed' para presentar la colección Primavera/Verano 2016. Y es que es más que probable que en eso de hacer espectáculo nadie gane al káiser.




















Sobre la pasarela, modelos que, como si de un laberinto se tratase, se iban paseando ante los presentes ataviadas con chandals de punto, monos de lana y sandalias con calcetines blancos. También jerseys y sudaderas anudadas a la cintura, y sobre la cabeza algún que otro 'canotier'. Todo ello acompañado de deportivas, mochilas y una banda sonora –a cargo de Toy, Philip Gorbachev y Sebastien Bouchet– que por momentos se confundía con los aplausos de los asistentes.  
























Y como colofón, la idolatrada Cara Delevigne y el ahijado del propio Lagerfeld –vestido de pies a cabeza como si de un piloto de avión se tratase– se pasearon de la mano del káiser para poner punto y final al DESFILE –así, con mayúsculas– esta temporada. Abróchense sus cinturones, porque la temporada no ha hecho nada más que comenzar. 


lunes, 14 de julio de 2014

Una 'it girl' en palacio

Hija y nieta de dos grandes iconos de estilo y elegancia, Carlota Casiraghi siempre ha destacado por su estilo sobrio e impecable. Es fan incondicional de las creaciones de Karl Lagerfeld para Chanel, y las firmas se la rifan. Ser portada de la edición francesa de Vogue o imagen de Gucci son solo alguno de los ejemplos de su actividad dentro de la industria de la moda.








Carlota Casiraghi fotografiada por Mario Testino para la edición francesa de la revista Vogue

Carlota Casiraghi nació en 1986 y, ya entonces, se convirtió en un auténtico icono. Adicta al estilo bohemio, a los escándalos y a los caballos – su gran pasión – la joven ha conseguido romper con la mayor parte de los clichés – gracias a Disney – que se tienen de las princesas.
Quizás es la sangre real o quizás el estilo innato heredado de su abuela, la desaparecida Grace Kelly, pero lo cierto es que es una de las aristócratas más seguidas por las jóvenes. Y razones no le faltan: es joven, fresca y va siempre impecable. Además, en los últimos tiempos – dramones a parte – ha demostrado que el estar embarazada no es un hándicap para vestir con estilo.

Izq. Con vestido rosa empolvado de Chanel durante la boda religiosa de su tío Alberto con la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock. Dcha. Junto con su pareja, el actor francés Gad Elmaleh, durante el Baile de la Rosa de 2013

Si cogemos una lupa y analizamos minuciosamente el estilo de la joven princesa, llegamos a la conclusión de que este tiene dos vertientes: una parte más casual – en la que abusa de los vaqueros, de los vestidos holgados totalmente hippies y de las prendas básicas – y otra más formal, en la que elegancia y sobriedad se aúnan en prendas que, en su inmensa mayoría, son de Chanel, su marca fetiche. Es en esta segunda cuando la joven muestra sus estilismos más llamativos.
La línea de sobriedad también se impone en el peinado y el maquillaje. Para el día, Carlota suele optar por la melena suelta, mientras que para la noche suele utilizar delicados moños de bailarina y cola de caballo, que completan a la perfección los estilismos. En cuanto al maquillaje, siempre opta por lucir un acabado natural, haciendo hincapié en los labios y los ojos, lo que resalta aún más su sobrada belleza.

Carlota Casiraghi en diferentes actos sociales

Si hay una característica que define a la perfección a Carlota Casiraghi es que sabe elegir qué poner y en qué momento hacerlo. Además, tiene la suerte de tener una gran percha, lo que juega una papel fundamental en el hecho de que se saque siempre el máximo partido posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...